Así se encarencen las pólizas de seguros al aumentar los accidentes

28.01.2015 00:11

Las cifras y las estadísticas no suelen engañar. En época de crisis se reducen los viajes en automóvil, y una de las consecuencias puede ser también la disminución de los accidentes, lo cual no carece de lógica, ya que hay menos coches circulando por las carreteras y ciudades.

El cambio de tendencia en la economía española está asociada a un incremento de la siniestralidad, aún cuando según los expertostodavía es pronto para hablar de un claro crecimiento en el número de accidentes.

Según Carlos Brüggemann, Director de Operaciones de Acierto.com, los datos oficiales de accidentes y de fallecimientos en carretera disponibles hasta el momento parecen arrojar un dato estable al comparar 2014 y 2013, que contrasta con las claras reducciones de los años anteriores.

En el análisis realizado por Carlos Brüggemann se comprueba que a lo largo de 2014, la evolución favorable de la economía «ha traído un claro crecimiento en el consumo de combustible y en el número dedesplazamientos en vehículos particulares». En este caso el número de accidentes aumenta por 2 razones. Por una aprte «aumenta la frecuencia con la que un conductor se expone a un posible accidente y, por la otra, unas carreteras con mayor densidad de circulación suponen una mayor probabilidad de sufrir un accidente».

Asimismo, durante los últimos meses, hemos visto una importante caída en el precio del petróleo y de los combustibles de automoción «lo que ha supuesto que el aumento de tráfico sea incluso más fuerte de lo previsto, con el consecuente agravamiento del riesgo».

Por poner un ejemplo, Durante la última Operación Especial de Navidad de la DGT, entre el 19 de diciembre y hasta las 24:00 horas del 6 de enero, 52 personas murieron en 46 accidentes de tráficoocurridos en las carreteras españolas, lo que supone 10 fallecidos más que en las Navidades anteriores, según los datos de la DGT.

Ante la previsible salida de la crisis, y ante el posible aumento de la siniestralidad en nuestras carreteras, es posible que las compañías aseguradoras tomen medidas, por lo que nos hemos preguntado en qué sentido pueden reaccionar subiendo las pólizas y las primas.

Según Miguel Ángel Cardenal, director del área de Seguros deKelisto.es, las estadísticas del sector (ICEA) muestran que «pese al aumento de la siniestralidad, el precio de los seguros ha caído». En el caso de los turismos el volumen de primas ha pasado 5.195.323 (miles de €) en el IIIT de 2013 a 4.986.789 (miles de €) en el IIIT de 2014, lo que supone una caída del 4,01% (la caída sería del 3,88% si observamos el total de los vehículos).

Cardenal afirma que «lo que ha sucedido es que, durante un tiempo, las aseguradoras se han visto sumidas en una guerra de precios con el fin de ganar nuevos clientes mediante rebajas en el coste de las primas». En un contexto como el actual, de aumento de la siniestralidad, las compañías han tenido que asumir de alguna forma ese sobrecoste generado. Sin embargo «no prevemos que eso se pueda mantener durante mucho tiempo».

Esto, unido a factores externos, como la bajada del precio del combustible, impulsada por el abaratamiento del petróleo, y que provocará un incremento del uso de los vehículos, hará que ese final de la «guerra de precios» se acelere aún más. Por tanto, «aunque nos datos no lo muestren en este momento, es muy probable que pronto veamos un encarecimiento en las primas», nos comenta el director del área de Seguros de Kelisto.es.

Para Carlos Brüggemann tras analizar las primeras 100.000 comparativas de seguros de coche creadas por usuarios de Acierto.com en enero 2015 en relación a las primeras 100.000 comparativas de 2014, se detecta que «si bien hay compañías que han iniciado una leve subida de primas, de media los precios presentados enAcierto.comhan bajado un 1,9% en relación al mismo periodo del año anterior».

Desde el punto de vista de Acierto.com «para 2015 esperamos una bajada de los precios mínimos de nuestras comparativas y una leve subida del precio medio de las ofertas presentadas al usuario». Esto se debe a que varias aseguradoras apuestan por bajar los precios como estrategia de crecimiento para el año en curso, si bien el sector en general parece prepararse para un ciclo de mayor siniestralidad. Esto significará que los conductores frecuentemente recibirán cartas de renovación con precios al alza, y que podrán seguir encontrando ofertas que mejoren sensiblemente su precio de renovación.

Adicionalmente, las aseguradoras se enfrentarán próximamente a mayores costes, debido a la puesta en marcha del nuevo baremo (o tabla de indemnizaciones estándar) así como a la implantación de los nuevos criterios de solvencia, lo que en último lugar se convertirá en una subida estructural de precios en los seguros de autos.

Además de factores como el aumento de la siniestralidad, existen otros factores que pueden provocar el aumento del precio de las tarifas de los seguros de automóvil. Miguel Ángel Cardenal, director del área de Seguros de Kelisto.es menciona, por ejemplo, el importe medio por siniestro. Además, hay otro tipo de siniestros (no vinculados a accidentes) que también tienen un impacto en los precios, como los robos, la rotura de lunas, el incremento de la mano de obra, etc.

Desde Acierto.com también nos aclaran que como norma general, los contratos de seguros de auto son acuerdos anuales, cuya prima puede ser revisada anualmente sin necesidad de que exista ninguna variación en el riesgo asegurado siempre y cuando esa subida aparezca contemplada en el contrato, o bien la aseguradora si avisa al aseguradoal menos con dos meses de antelación a la fecha de vencimiento del seguro.

Las causas del cambio de prima pueden ser propias del mercado (siniestralidad media en el país), propias de la compañía (siniestralidad media de la compañía) o del propio asegurado (por ejemplo, el alto número de partes en el año vencido). Además, el precio de una póliza de seguro de coche depende del número de siniestros del asegurado y del coste de cada siniestro, de la estructura de costes de la aseguradora, de las condiciones de financiación y de las limitaciones regulatorias.

 Como norma general, los precios de los seguros de automóvilexperimentan ciclos de subida y bajada y «son precisamente estos ciclos los que permiten obtener grandes ahorros al utilizar un comparador de seguros como Acierto.com, ya que permiten encontrar fácilmente la aseguradora que apuesta de manera más decidida en un ciclo de bajadas o aquella que contiene los incrementos de precio de manera más clara en un ciclo de subidas».

Esto es a nivel general, pero ¿de qué modo puede afectar a nuestra póliza el presentar uno o varios partes de accidente a nuestra aseguradora?

Según la comparadora de seguros Kelisto.es tener un accidente puede salir muy caro, tanto que la prima del seguro puede incrementarse hasta un 60% tras presentar un parte de responsabilidad civil y hasta un 17% si el parte es de daños. Además, los siniestros acumulados en el historial marcarán el precio del seguro en el futuro. Y para ello nos ponen un ejemplo.

Se trata de un seguro de coche «todo riesgo sin franquicia», en su primer año en la compañía, con una prima de 1.000 euros. El tipo de parte también condiciona la penalización aplicada, por eso, se distingue entre partes por responsabilidad civil voluntaria y de daños.

Tras consultar con 16 de las 25 principales aseguradoras del mercado la mayor parte de ellas prefieren no comentar su sistema de bonificación, por lo que tan solo cuatro entidades (Allianz, Reale, Generali y Direct Seguros) facilitaron información sobre cómo se ajustan las primas al perfil de cada conductor.

 

Así se encarecen las pólizas de los seguros al aumentar los accidentes de tráfico
KELISTO

 

Según los datos de estas tablas, Allianz es la única que no castiga a los asegurados que presentan un parte de daños, cosa que sí ocurre en Reale, Generali y Direct Seguros, que incrementan la prima en 150 euros. Estas dos últimas son especialmente duras, ya que con tres partes de daños el seguro se encarece en 350, 560 y 550 euros respectivamente.

Pero el incremento todavía es mayor si el parte corresponde a Responsabilidad Civil Voluntaria. En este caso, Allianz es la más dura,triplicando el coste de la prima si se presentan tres partes (hasta 3.000 euros). Generali y Direct Seguros incrementan el coste algo en más de 1.500 euros y 350 euros en el caso de Reale, por lo que las diferencias son considerables.

Según los responsables de Kelisto.es «la mayoría de las compañías se muestran opacas si se les pregunta por el sistema de recompensas o castigos que aplican a sus clientes por sus siniestros». Ni siquiera en el contrato del seguro aparece reflejado de qué forma puede aumentar la prima si presentamos varios partes, por lo que el asegurado deberá estar atento al aviso de renovación de la compañía para poder reaccionar si no está de acuerdo con el nuevo precio y quiere cambiar de aseguradora.

Mutua Madrileña es una de las compañías más permisivas con los partes de sus asegurados. Esta entidad tiene sus propios sistemas de corrección en la tarifa, permitiendo al asegurado declarar hasta tres partes anuales sin penalización, lo que resulta una gran ventaja frente a otras compañías. Sin embargo, al igual que ocurre en otras aseguradoras, en esta entidad un mismo siniestro puede constituir varios partes y, lo que es más importante, se tienen en cuenta también los partes de los siniestros en los que el asegurado no es el culpable.

Dentro del periodo de vigencia del contrato, las aseguradoras no pueden cancelar el seguro por presentar un determinado número de partes. Lo que sí pueden hacer es expulsar al conductor de la póliza no renovando el contrato para el año siguiente; aunque se trata de casos extremos y siempre deben avisar con dos meses de antelación.

No hay un número exacto de partes a partir del cual las aseguradoras puedan echar a un conductor del seguro. En esta decisión influye también el importe de los siniestros (a veces, un parte es suficiente para que no renueven la póliza, por ejemplo, cuando la indemnización supera el doble de la prima que hemos pagado por el seguro), el tipo de accidente, la antigüedad en la aseguradora, el historial de siniestralidad, etc. En ese caso, no quedará más remedio que buscar otra compañía para proteger nuestro vehículo.

Así funcionan las comparadoras de seguros