La Asociación de Madrid se moviliza en defensa de los derechos de sus alumnos

06.04.2015 09:57

La Asociación Provincial de Autoescuelas de Madrid (APAMAD) señala la insoportable precariedad del servicio de exámenes de conducir en la Comunidad Autónoma y anuncia acciones inmediatas.

En un comunicado difundido el miércoles 18, la Asociación, que preside Ricardo Cano, justifica su postura. “La Jefatura Provincial de Tráfico ha paralizado la realización de exámenes de más de 25.000 aspirantes a la obtención del permiso de conducir. La falta de funcionarios examinadores estrangula la capacidad de examen de la Jefatura Provincial de Tráfico de Madrid. Los aspirantes a obtener el permiso de conducir no pueden planificar ni su formación ni su asistencia al examen, pues no tienen la posibilidad de prever la fecha de la prueba, lo cual les causa un grave perjuicio e incrementa la probabilidad de que suspendan”. 


Que lo sepa la opinión pública

El comunicado ha sido fruto de un acuerdo alcanzado en el seno de la asamblea extraordinaria de la Asociación, que se celebró el 14 de marzo en las pistas de exámenes de Alcalá de Henares. Ese día se decidió “continuar con las medidas de presión planteadas [anteriormente], como acompañar las reivindicaciones del sector con pancartas, notas de prensa, etc.” 

Uno de los fines perseguidos por las autoescuelas es mantener informada a la opinión pública sobre el problema planteado por el deterioro del servicio de exámenes en la Jefatura Provincial de Tráfico. La Asociación cree que existe una imagen distorsionada de la realidad, pues muchas veces los aspirantes a conductores culpan a los centros de formación vial de los retrasos en las pruebas, cuando no es así bajo ningún concepto. APAMA quiere que la sociedad sepa que las demoras y aplazamientos son responsabilidad exclusiva de la Jefatura de Tráfico. 

Por otro lado, se trata de urgir a las autoridades a que den pronta solución a un problema que, en palabras de Ricardo Cano, “puede suponer el cierre de muchas empresas en la Comunidad Autónoma”. La evolución de esta crisis va a depender mucho de si la DGT pone remedio o no a la manifiesta insuficiencia del servicio de exámenes, sobre todo en lo que se refiere a la prueba de circulación en vías abiertas al tráfico.

En la Comunidad Autónoma de Madrid trabajan en la actualidad más de 1.000 centros de Formación Vial.